Ser o no ser especialista, el dilema profesional

Estar en Internet es estar en el mundo, y para que te encuentren en la red más grande que existe debes saber cómo destacar. Karina Velásquez expone los 10 perfiles más demandados en Marketing Digital mencionándolos así:

1.     Social media strategist

2.     Community manager

3.     Ecommerce manager

4.     Trafficker o Traffic Manager

5.     Especialista en Big Data

6.     UX Designer

7.     Growth Hacker

8.     Especialista en Ciberseguridad

9.     SEO

10.  Content Manager.

Es sorprendente que se requieran tantos profesionales para ejecutar una estrategia digital bien llevada. Algunas empresas incluso siguen creyendo que todo ese proceso lo puede hacer una sola persona. Sin embargo, no podemos negar que el cambio constante, las herramientas disponibles tan variopintas y necesidades cada vez más específicas del consumidor ameritan un grado de especialización superior en cada ámbito, para que todos los esfuerzos de mercadeo no se vayan por la borda.

Hago énfasis en el marketing porque es una industria que toca todas las demás, en mayor o menor medida, pero está presente. Y la transformación digital aparte de automatizar procesos, involucrar grandes volúmenes de datos para mejorar la toma de decisiones o hacer hincapié en mejorar la experiencia del usuario, también ha impulsado el desarrollo de conocimientos especializados que maximicen el rendimiento de sectores de interés dentro de las profesiones como: medicina, ingeniería, derecho, entre otras.

Tener una visión 360º grados de los negocios, amplía el panorama de las empresas para ofrecer valor a sus clientes y consumidores, impulsar innovaciones y que los resultados sean notables y ajustados a la velocidad del cambio. Como diría Philip Kotler:

“Hoy en día hay que correr más rápido para mantenerse en el mismo lugar”.

Para correr más rápido es necesario compartir la responsabilidad, el riesgo y la capacidad de ejecutar. Así como iterar es necesario para mejorar la agilidad; La especialización es necesaria para  separar en bocados más pequeños el conocimiento, la experiencia y la responsabilidad dentro de cada “departamento” y así optimizar los tiempos de resolución, y otros aspectos.

Hasta ahora vamos puntos a favor sobre la especialización y en esa dirección se han movido los profesionales los últimos 100 años. No podemos saber de todo, ni ser el mejor en todo como el francés Marcellin Pierre Eugène Berthelot (1827 – 1907), quien fue el último hombre en conocer todas las ciencias según “El arte de aprender” de Marcel Prévost. De ahí en adelante la especialización se ha hecho incrementalmente más importante en todas las ramas del conocimiento y de la producción. La especialización es una forma de división social del trabajo. Permite que se organice mejor la producción en cadena e incrementa en gran medida la productividad de una persona, familia y país.

 

¿PROFESIONAL CON ESPECIALIZACIÓN O NO?  

El punto crítico de la especialización está en la formación, si ese plus es dado por la organización como parte de su plan de carrera para el crecimiento de sus empleados y mejora de su desempeño, o si es un valor agregado que financia el empleado para el enriquecimiento de su perfil profesional. No se puede crear una visión generalizada de esto porque cada organización maneja diferentes políticas al respecto, lo que sí es determinante es la posición de las personas sobre mantener su formación generalizada o cursar estudios de especialización.

La enciclopedia libre en el articulo especies generalistas y especializadas, análogamente nos deja mucho para reflexionar, cito:  “Una especie generalista es capaz de desarrollarse en una amplia gama de condiciones ambientales y puede hacer uso de una amplia variedad de recursos en un  amplio nicho ecológico potencial y su valencia ecológica para varios factores ambientales suele ser elevada. Una especie especializada (o especialista) por el contrario, puede florecer sólo en un estrecho rango de condiciones ambientales, con lo que su nicho potencial es de tamaño pequeño. Sin embargo, la mayoría de las organizaciones no se ajustan correctamente a uno u otro de los dos grupos. Algunas especies son altamente especializadas, otras menos, mientras que algunos sobreviven por tolerar muchos entornos diferentes”.

De esta manera funcionan los puestos de trabajo y  profesionales. Dentro de las empresas  es  necesario tener una base generalizada de conocimiento y experiencia para el desarrollo de las funciones adquiridas, que conecte con los otros espacios de la organización. Así  te provees de retroalimentación constante, aprendes nuevas formas de ser y hacer y desarrollas las competencias iniciales para profundizar en alguna rama de mayor interés o destreza.

Mientras más flexible sea el proceso de crecimiento profesional  y personal con respecto al entorno,  será más satisfactorio el uso de los recursos disponibles. Siempre se puede ser  el mejor en algo por algún tiempo; si duras mucho rato en esa categoría hay algo que no estás haciendo bien, porque al final la cuestión es permanecer aprendiendo.

Autor: Meyckle Pacheco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *