¿Cómo impulsar el intra-emprendimiento?

Para buscar nuevas oportunidades, la gerencia debe invitar a todos los colaboradores a compartir en espacios colaborativos y participativos, con el objetivo de impulsar la cultura del intraemprendimiento.

Cada día se hace más evidente la necesidad de abrir espacios para identificar a las personas con el ADN emprendedor, que permita promover la innovación teniendo como referente el cliente final y el entorno que impacta.

La organización que busca nuevas oportunidades en los ámbitos nacionales e internacionales debe motivar a los empleados para que participen de forma activa. No es necesario tener una lista de cualidades que lo señalen, pero sí deben demostrar entusiasmo, creatividad, visión, persistencia y resiliencia.

Las organizaciones que han encontrado posibilidades en nuevos mercados han entendido que la particularidad del intraemprendimiento es la decisión de involucrar a toda la organización en el proceso de innovación. Esto, además de animar a los colaboradores, permite liderar y poner en práctica nuevas ideas o mejoras dentro de los procesos de la organización.

Algunas grandes compañías, como Google, impulsan esta metodología de trabajo. De hecho, el gigante de Internet anima a sus empleados a dedicar un 20% del tiempo a proyectos personales. Sin embargo, las pequeñas o medianas empresas también pueden beneficiarse del intraemprendimiento. Si es tu caso, piensa además que este tipo de negocios tiene un gran potencial de crecimiento por delante.

¡Toma Nota!

Seleccion de personal

  1. Cuida el proceso de selección: Si quieres que tus trabajadores te ayuden a crear una empresa más fuerte, obviamente lo primero que necesitas son buenos empleados y afinar en el proceso de selección. Además de valorar la formación, ten en cuenta otras capacidades personales como la creatividad, el positivismo o la proactividad.
  2. Forma a un gran equipo: a emprender también se aprende. Tu equipo necesita formarse en distintos ámbitos. Por un lado, en el sector en el que se mueve la empresa para estar siempre al día. Por otro lado, en las cualidades básicas del emprendedor: desde la iniciativa hasta el sacrificio. Intenta hacer que tus trabajadores sean soñadores. Si se ilusionan por sus proyectos, será más fácil que salgan adelante.
  3. Fideliza a tus empleados: Puede que pienses varias veces al día en cómo fidelizar a tus clientes. Sin embargo, es muy probable que no hayas trazado ningún plan para retener a tus empleados. ¡Grave error! Recuerda que los trabajadores son el principal activo de tu compañía y, si ellos no crecen, tu compañía tampoco lo hará. En este sentido, además de un sueldo digno y un agradable clima laboral, es importante que hagas sentir a tu equipo como una parte imprescindible de la empresa. De este modo, conseguirás que se preocupen más por los asuntos que afectan al negocio.
  4. No te olvides de escuchar: Ten siempre alerta tus oídos. Escucha a todos y hazlo en igualdad de condiciones, sin importar si es tu socio o el empleado  que acaba de iniciar. Cualquiera puede tener una gran idea. A veces te sorprenderán; otras no estarás de acuerdo en lo que te digan y tendrás que hacerlo saber, pero en cualquiera de los casos deberás, ser capaz de transmitir interés por lo que te digan. Solo así generarás confianza en tu equipo y recibirás nuevas propuestas.
  5. Premia la iniciativa: Estar siempre dispuesto a innovar o generar nuevas ideas de negocio requiere tiempo y un gran sacrificio. Por eso, si consigues que alguno de tus empleados se convierta en intraemprendedor deberías premiar su iniciativa o al menos agradecerla. La clave de esto es el reconocimiento.

Un programa de intraemprendimiento le puede permitir a la organización tener un mayor crecimiento, motivación por parte de los empleados y mejores prácticas de direccionamiento desde cada una de las áreas. Las empresas que trabajan la innovación como medio son mucho más rentables y tienen un mayor crecimiento en el sector en el que se desenvuelven.

Autor: Meyckle Pacheco